Saltar al contenido

Guía para Elegir el Mejor Laringoscopio

¿Estás buscando un laringoscopio que sea de calidad? Conviértete en un verdadero profesional sabiendo todos los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de comprar un instrumento de este tipo.

Las mejores ofertas y promociones de Laringoscopios en la actualidad

Gracias a nuestro convenio directo con Amazon nuestra tienda online te puede ofrecer descuentos exclusivos en los precios de los mejores laringoscopios, disfruta nuestro catalogo virtual y no pierdas esta gran oportunidad.

Ver más en Amazon

Puede que te sientas tentado de comprar un laringoscopio de segunda mano por el precio bajo que puede llegar a tener, pero ten cuidado, estamos tratando con instrumentos médicos y comprar un laringoscopio usado solo porque es barato no demuestra una actitud profesional. Este instrumento es una inversión y no puede ser tratado a la ligera, además con las grandes promociones que te mostramos y todo el dinero que ahorras, es muy poco probable que no quiera uno nuevo.

¿Qué es un laringoscopio y para qué sirve?

El laringoscopio es esencia un instrumento medico encargado de iluminar la faringe y la laringe de un paciente. Gracias a este se permite la visualización de estas zonas para conocer exactamente cuál es su estado mediante la laringoscopia.

tienda de laringoscopios online

La laringe es el are que está detrás de la nariz y la boca, mientras que la laringe es mayor conocida como la caja de voz. El laringoscopio está diseñado para encajar perfectamente en las vías respiratorias, gracias a esto se puede hacer una intubación endotraqueal. Consiste en introducir un tubo de la boca hasta la tráquea para aportar oxígeno en casos de emergencia.

Existe un tipo de laringoscopio con cámara que funciona mediante batería, su principal característica es que posee también una pequeña pantalla. La cámara está ubicada en la punta de la hoja, funciona para visualizar con mayor exactitud la laringe del paciente.

Partes de un laringoscopio

El laringoscopio está formado por dos partes, el mango y la hoja:

Mango

Se usa principalmente para agarrar y controlar el instrumento. Dentro de él están localizadas las pilas o baterías necesarias para prender la pequeña linterna. Normalmente la luz es producida por LED u otro tipo de bombilla incandescente. El mango también contiene una cuchilla que se introduce en la laringe cuando es el proceso llamado laringoscopia. Aunque su nombre indique lo contrario, no suele hacer ningún corte.

Hoja o Espatúla

La hoja también se le conoce como pala y se utiliza para apartar la lengua y la epiglotis del paciente. En la punta de la hoja se encuentra la pequeña bombilla que hace de iluminación para facilitar la inspección. Puede ser desechable o reutilizable, aunque si es de estas últimas, después de su uso se debe esterilizar.

En la mayoría de los casos, las partes del laringoscopio vienen separadas entre ellas y hay que recurrir al montaje para usarlas. Aunque esto no es ningún problema, pues el montaje dura apenas unos segundos y es extremadamente simple.

Existen dos tipos de hojas para el laringoscopio

  • Hoja Macintosh: Más conocida como hoja o rama curva, posee una curva en el tercio distal recto. Esta es la distancia que hay entre los dientes y las cuerdas vocales. La curvatura permite colocar la punta en un ángulo construido principalmente por la epiglotis cuya base está en la lengua.
  • Hoja recta Jackson-Winsconsin y Hoja recta con punta curva Miller: El diseño partió de las hojas rectas que poseen los instrumentos de los otorrinolaringólogos. Se introduce por debajo de la superficie laríngea de la epiglotis, con un movimiento de desplazamiento hacia adelante y arriba por lo que se eleva la epiglotis. Es útil en aquellos casos donde se identifica epiglotis flácidas o pacientes menores de edad por condiciones anatómicas.

Foco o luz

Al final de la hoja del laringoscopio se encuentra el foco de luz. Normalmente se utiliza una iluminación por fibra de vidrio. También hay otro tipo de iluminación donde se usa una bombilla incandescente o un LED alimentado por la batería.

Fijador

La intubación endotraqueal y la ventilación mecánica son los procedimientos de mayor importancia para la supervivencia de un paciente. Se debe tener en cuenta que la colocación del tubo debe ser lo más higiénica posible y los equipos deben ser estériles. Para este procedimiento se requieren Guantes, prendas para atenuar la luz, fuente de O2, Bolsas de ventilación y mascarillas de distintos tamaños. También se necesitan cánulas orofaríngeas, tubos endotraqueales de varios tamaños, filtros anti bacterias, jeringas de 10ml, Laringoscopio con hojas curvas y rectas de varios tamaños. Como también lubricante hidrosoluble estéril, pinzas de magill, fonendoscopio, vendas, tijeras, aspiradores, sondas de aspiración estériles y paños estériles.

El fijador en todo el procedimiento es clave para que el tubo no se llegue a salir ni a mover. Esto evitara complicaciones mayores al paciente o daños aun mas graves. Si no se dispone de un fijador lo más recomendable es colocar una cánula de Guedel y fijarla junto con el TET (tubo endotraqueal).

¿Cómo usar un laringoscopio?

La técnica para usar u laringoscopio es sencilla, aunque requiere ser entrenada para que sea hábil a la hora de salvar vidas:

  • Primeramente hay que montar el quipo viendo si tiene todas la spiezas necesarias. Se debe colocar la hoja sobre un pasador que se encuentra en el mango y encajar las piezas perfectamente. La luz o foco se debe extender al final del laringoscopio al extender completamente las hojas del aparato.
  • Se debe colocar el laringoscopio en la boca de la persona partiendo desde el lado derecho de la lengua. Se ira moviendo la lengua ligeramente hacia la izquierda.
  • Se debe avanzar lentamente la parte posterior de la boca hasta que se vea la epiglotis de la persona. La epiglotis es una estructura que cubre la abertura de la tráquea.
  • Allí mismo se observara todo lo necesario en caso de ser un simple exploración o se requerirá de más procedimientos si se va a realizar una intubación.

Complicaciones en el procedimiento del laringoscopio

A pesar que la mayoría de procedimientos pueden ocurrir sin problemas, pueden ocurrir ciertas complicaciones en la laringoscopia:

  • Anestesia: En algunos casos los medicamentos anestésicos pueden provocar cambios en el estado de los niños. Por ejemplo: un ritmo cardiaco irregular, problemas respiratorios, entre otros. A pesar de que estas complicaciones no son frecuentes, suelen producirse ciertos minutos después de suministrarse la anestesia. Los médicos deben brindar atención inmediata en estos casos.
  • Obstrucciones en la vía respiratoria: Cuando se introduce un laringoscopio a través de la garganta, tiene cierto potencial de provocar hinchazón de las vías respiratorias. En algunos casos la vía respiratoria se encuentra obstruida, sea por un cuerpo extraño o por el problema provocado inicialmente. En casos oportunos puede que los médicos requieran practicar una traqueotomía, es decir, una pequeña incisión que sirve para el ingreso de aire a los pulmones.
  • Hemorragia e infecciones: Cuando se realiza una biopsia, es posible que se receten antibióticos ya que existe un pequeño riesgo de que haya una infección o una hemorragia en dicho punto.

A pesar de todas estas complicaciones, es un procedimiento que se considera de rutina. Las complicaciones, aunque pueden estar presentes, no suelen provocar problemas serios o condiciones mucho peores al estado original. En casos muy raros la humedad también puede provocar algunos problemas y un higrómetro suele resolver el problema.